¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 50 el Dom 24 Nov 2013, 21:40.

Curiosidades de la Historia

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 15 Mar 2016, 13:28

Jan Karski, el hombre que llevó a los aliados la noticia del Holocausto.


Jan Karski


Jan Kozielwski (Jan Karski) era un joven polaco que disfrutaba de las fiestas diplomáticas de Varsovia cuando fue movilizado ante la invasión alemana del 1 de septiembre de 1939 que dio origen a la Segunda Guerra Mundial.  

El cuartel al que fue destinado se encontraba en la zona de Polonia que, en el reparto del país que pactaron rusos y alemanes en el Pacto Ribbentrop-Molotov, había correspondido a los soviéticos. Karski, como miles de polacos, fue hecho prisionero  y trasladado a un campo de prisioneros en Rusia.

En el mismo Pacto, los dos gigantes que habían devorado a Polonia habían acordado un intercambio de prisioneros. Los alemanes entregarían a los rusos a aquellos soldados rasos ucranianos y bielorrusos que se encontraran en su poder; los soviéticos, por su parte, cederían a los nazis a los prisioneros polacos (también soldados rasos) que tuviesen ascendencia alemana o hubiesen nacido en lugares que se hubiesen incorporado al Reich tras la invasión. Karski no cumplía el primer requisito, pero si el segundo.

La tarea de escapar de un campo de prisioneros perdido en medio de Rusia y con una estrecha vigilancia de los trenes que pasaban por el lugar era casi imposible. Sin embargo, si era intercambiado y los alemanes procedían a su internamiento en un campo en Polonia sus posibilidades serían mucho mayores. Cambió su uniforme de teniente por uno de soldado raso y se unió al resto de polacos que fueron entregados a los alemanes. 

Karski logró escapar y se incorporó al movimiento de resistencia que se organizó en Polonia. Se convirtió en el enlace entre los líderes de los diversos partidos dentro del país y el gobierno en el exilio, primero en Francia y luego en Inglaterra. Era una misión delicada y peligrosa; delicada porque requería de una completa neutralidad a la hora de transmitir mensajes de todos los partidos y de un absoluto respeto a la confidencialidad de los mensajes de cada uno de ellos; y peligrosa porque implicaba cruzar un continente devastado por la guerra y repleto de soldados y espías. En una de sus misiones Karski fue detenido y capturado por los nazis; sometido a tortura, estuvo a punto de morir. Fue trasladado a un hospital polaco, y a pesar de su grave estado, consigue huir con ayuda de la resistencia.

Volvió a desarrollar sus funciones en la resistencia y un día recibió la visita de los líderes judíos que seguían en el país, quienes le pidieron que en su siguiente viaje a Occidente contase al mundo lo que estaba ocurriendo con los judíos en Polonia. Karski aceptó y se infiltró primero en el ghetto de Varsovia y luego en un campo de concentración sobornando a un guardia ucraniano. Fue testigo de una barbarie que hoy es bien conocida, pero que evidentemente para él en ese momento fue un tremendo golpe emocional.

Karski viajó a Inglaterra y Estados Unidos; fue recibido por el primer ministro polaco general Sikorski, por Anthony Eden y por el propio Roosevelt, a quienes contó el horror que había presenciado con sus propios ojos. También intervino ante diversos organismos internacionales y medios de prensa. Evidentemente, ya existían rumores sobre la suerte que estaban corriendo los judíos, pero Karski fue el primer testigo presencial que llevó la noticia a los aliados.

Al término de la guerra y ante la implantación del régimen comunista en Polonia, Karski se instaló en Estados Unidos donde dio clases en la Universidad de Georgetown hasta su muerte en 1988. Karski ha sido reconocido con el título de Justo entre las naciones por el gobierno de Israel y se han erigido estatuas en su honor en varias universidades estadounidenses. El reconocimiento en Polonia tuvo que esperar a la caída del régimen comunista y en los años 90 recibió las condecoraciones más altas del país, tanto la civil como la militar.

Jan Karski narró sus experiencias en Historia de un estado clandestino, un libro excepcional. En primer lugar porque está escrito en un estilo ameno y novelado que hace que se lea fácilmente como si se tratara de un libro de aventuras. En segundo lugar por las extraordinarias y dramáticas vivencias por las que pasó durante el conflicto. En tercer lugar porque cuenta el grado de organización que tuvo el movimiento de resistencia polaco dentro del país durante la ocupación nazi y sus relaciones con el gobierno en el exilio; se trataba, como dice el título del libro, de un auténtico estado clandestino. Y en cuarto lugar porque el libro está escrito en 1944, antes de la instauración del comunismo en Polonia, por lo que el autor detalla las expectativas del futuro que él y muchos otros tenían para su país después de la guerra, ninguna de las cuales se cumplió.


Publicado 13th January 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 15 Mar 2016, 13:30

La muerte de Germánico, padre de Caligula y hermano de Claudio.





Los primeros años de la Roma imperial fueron muy convulsos. Mientras consolidaba sus dominios en el mundo conocido, la familia imperial vivió una época que desafía a los argumentos de libros como Juego de Tronos y series como Dallas.


La principal protagonista de estas intrigas palaciegas es Livia, mujer del primer emperador romano Augusto. El único objetivo de Livia es que el hijo de su anterior matrimonio, Tiberio, se convierta en emperador. Empieza por divorciarse de su esposo para casarse con Augusto. A partir de ese momento desaparecen de manera sistemática todos los que se encuentran en el camino de Tiberio. Es difícil asegurar que Livia eliminara a todos ellos sirviéndose del veneno, pero lo cierto es que van muriendo el hijo adoptivo del emperador, Marcelo; sus nietos e hijos de su gran amigo Agripa, Cayo, Lucio (que mueren en extrañas circunstancias) y Póstumo (que es desterrado por un escándalo amoroso). Livia es sospechosa incluso de envenenar a su propio hijo, fruto de su primer matrimonio y amado hermano menor de Tiberio, Druso, que pretende restaurar la República y que supone un riesgo para sus planes de nombrar emperador a Tiberio.

La mujer de Augusto se sale con la suya y cuando Augusto fallece, Tiberio es proclamado emperador. Pero antes de morir, su hermano Druso (casado con Antonia,  hija de Marco Antonio) deja tres hijos: Germánico, Claudio y Livila. Los hijos de Druso y Antonia reúnen la sangre de Julio César, de Augusto, de Marco Antonio y de Livia.

Claudio y Livila no suponen amenaza para Livia y Tiberio; Livila por su condición de mujer y Claudio por su cojera, sus tics y su tartamudeo que parecen incapacitarle para gobernar, aunque solo aparentemente... pero esa es otra historia.

Sin embargo Germánico es otra cuestión. Apuesto, amado por el pueblo y recuerdo de la imagen de su padre Druso, puede convertirse en una amenaza para Tiberio. Además, es un apreciado caudillo militar. Roma había sufrido  una derrota que supuso un duro golpe en el orgullo de Augusto y del Imperio; tres legiones al mando de Publio Quintilio Varo habían sido aniquiladas por los germanos en Teutoburgo. Germánico encabeza una expedición punitiva y somete a los germanos.

Germánico es un héroe para los romanos y, como su padre Druso, pretende restaurar la República. Livia, que ha conseguido por fin que Tiberio haya sido nombrado emperador, no está dispuesta a admitir que Germánico se convierta en un obstáculo. Convence a Tiberio para que sea enviado a Siria, donde muere en extrañas circunstancias. La esposa de Germánico, Agripina, acusó al gobernador de Siria Gneo Pisón y a su esposa Plancina de asesinar a su marido mediante sortilegios a instancias de Livia.

Esta es una cuestión sujeta a interpretación y a la que se han dedicado diversas obras de ficción. Yo recomiendo la magistral Yo, Claudio de Robert Graves y la menos conocida, pero muy interesante, La muerte de Germánico de David Wishart.

Germánico no llegó a gobernar, pero tanto su hijo Calígula como su hermano Claudio sí llegaron a ser emperadores de Roma.

Publicado 17 th January 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 19:46

El día en que Alfonso X el Sabio ordenó caballero a un quinceañero, el futuro Eduardo I de Inglaterra.


Alfonso X el Sabio

Dos de los monarcas más conocidos de la Edad Media en Europa fueron Alfonso X el Sabio de Castilla y Eduardo I de Inglaterra, conocido como el martillo de los escoceses. En el blog y en alguna colaboración en otras páginas hay varias entradas dedicadas al famoso monarca inglés que sometió a Gales y batalló con los escoceses William Wallace y Robert the Bruce. Enlazo a continuación alguna de estas entradas que sirven para dar una idea de la dimensión que este rey inglés alcanzó. 

Eduardo I de Inglaterra contra Llewelyn, príncipe de Gales.

Eduardo I, Gales y las leyendas artúricas.

El origen del título príncipe de Gales para designar al heredero al trono inglés. 

El nacimiento del mito de William Walllace

Existe un vínculo entre ambos soberanos que es poco conocido y que tuvo lugar en Burgos en 1254 cuando Alfonso X estaba en la plenitud de su reinado y Eduardo no era sino un príncipe de apenas quince años.  

En el siglo XIII los reyes ingleses eran los señores de diversos territorios en suelo francés, entre ellos Gascuña. Normalmente las disputas por el dominio de estos territorios eran con los reyes de Francia.

Pero en 1254, la disputa por Gascuña no era con el rey de Francia, sino con Alfonso X de Castilla. Para solventar el problema, y para que el joven hijo de Enrique III de Inglaterra, el príncipe Eduardo se fuese curtiendo en las tareas de gobierno, su padre le envió al frente de la delegación inglesa que viajó a Gascuña. Finalmente se acordó que Alfonso renunciaría a sus pretensiones sobre Gascuña y que a cambio se concertaría el matrimonio entre el príncipe inglés Eduardo, y la hermana del rey de Castilla, de nombre Leonor.

Ese fue el motivo por el que la comitiva inglesa viajó desde Gascuña hasta Castilla y se instaló en la bonita villa de Burgos. El rey Alfonso se empeñó en ordenar caballero al príncipe Eduardo en la recién inaugurada capital castellana. De esa forma un gran monarca como Alfonso X el Sabio de Castilla ordenó caballero a un joven de quince años destinado a convertirse en otro de los grandes monarcas europeos de la Edad Media, Eduardo de Inglaterra.

El primer hijo del matrimonio entre Eduardo de Inglaterra y Leonor de Castilla fue bautizado con el nombre de Alfonso. Si no hubiera fallecido antes que su padre, más de un rey inglés hubiese llevado el castellano nombre de Alfonso.

Fuente: Marc Morris Edward I, a great and terrible king.
Publicado 19 January 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 20:29

Origen del término cancerbero.
Represesentación del mitológico Can Cerbero,

Los aficionados al fútbol estarán acostumbrados a escuchar a los comentaristas en radios y televisiones referirse a los porteros de los equipos como cancerbero. Pero ¿de dónde procede este término? Pues aunque pueda sorprender a alguno, su origen hay que buscarlo en la mitología griega.

Según los antiguos griegos, cuando alguien fallecía tenía que cruzar la laguna Estigia guiado por el barquero Caronte hasta llegar a las puertas del Hades. Allí aguardaba Cerbero, un perro con tres cabezas y una serpiente por cola cuya labor era guardar las puertas del Hades, para que ningún humano entrara sin permiso y al mismo tiempo, para que ningún espectro consiguiera salir de los infiernos. A la orilla del río Aqueronte, frontera entre los vivos y los muertos,y con la única compañí­a del barquero Caronte, el Can Cerbero se encargaba de evitar que nadie pudiera atravesar aquellas puertas sin el permiso de Hades.

La asimilación de la función de vigilar las puertas del Hades que corresponde al can Cerbero con la de guardar la meta de los equipos que ejerce el portero de un equipo de fútbol se encuentra en el origen de la denominación de los guardametas como cancerberos.


Publicado 24 January 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 20:37

Sobre las sanciones en el fútbol español.

Una vez más voy a aprovechar mi blog para opinar de un tema algo ajeno a la temática habitual del mismo, pero que está muy de actualidad en el deporte a raíz del revuelo que ha generado la sanción de hoy a Cristiano Ronaldo.

Quiero dejar claro de entrada que no pretendo criticar la sanción a la que ha sido condenado en este caso concreto Ronaldo, sino hablar sobre el carácter vinculante de las decisiones arbitrales, tanto las que dicta dentro del campo como las que refleja en el acta a la hora de sancionar. En ambos casos, el criterio actual me resulta incomprensible.

Empezando por las decisiones tomadas durante el partido, no entiendo que con los medios actuales no se puedan revisar decisiones que a veces son difíciles o casi imposibles de ver como un fuera de juego o si un balón ha entrado o no. Tengo en la memoria el gol que Lampard marcó a Alemania en el Mundial de Sudáfrica, que fue clamoroso, que no fue concedido y que hubiera podido cambiar el partido. No me vale como excusa que ello supondría parar el encuentro; otros deportes lo hacen y no pasa nada; se deja seguir la jugada y luego se revisa. Tanto en la NFL como en la ATP se hace y no hay ningún problema. En la NFL además se diferencia entre las decisiones “visuales”, que son revisables, y las disciplinarias, que no lo son. No pasaría nada, y sería más justo, si después de que una jugada acabe en gol se pueda revisar si ha existido fuera de juego; y, si es así,  anular el gol. Tampoco me vale que anular un gol al equipo de casa después de concederlo puede provocar un escándalo con la afición local; he visto muchos touchdown de equipos de la NFL anulados después de haber sido concedidos y jamás ha pasado nada.

Pero más grave me parece el criterio que impide tener en cuenta la grabación del partido para refrendar o modificar lo que el árbitro refleja en el acta a la hora de sancionar a un jugador. Los informes de órganos tan cualificados como la Guardia Civil o la Inspección de Trabajo gozan de lo que se conoce como “presunción de certeza”; es decir que su contenido se considera cierto, salvo que exista una prueba que demuestre lo contrario. En el caso del fútbol, el informe del árbitro en el acta se considera como inamovible, es decir se impide al juez entrar a valorar otras pruebas como la grabación del partido, salvo que alguien las aporte. En mi opinión, esto no es justicia. Me da igual si a Cristiano le hubieran sancionado con cuatro partidos o le hubieran quitado la roja, pero el Comité de Competición tendría que haber tomado su decisión teniendo en cuenta todos los medios de prueba a su disposición.

Como abogado que lleva más años de los que le gustaría reconocer en el día a día de los juzgados, puedo decir que muchas veces la resolución de un juicio depende de la dificultad de probar los hechos alegados por una y otra parte. Muchos de esos juicios hubieran sido mucho más fáciles de dilucidar si hubiese existido una grabación de los hechos. Que alguien que sí dispone de ese medio probatorio renuncie a él me resulta completamente incomprensible.

Publicado 28 January 2015 por Daniel Fernández de Lis


Última edición por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 20:45, editado 1 vez

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 20:44

Desmontando Braveheart


Como muchos, tuve la oportunidad de ver la película Braveheart hace años. Y como muchos quedé fascinado con la figura del héroe escocés que luchó por la libertad de su país contra los ingleses.

Mi grado de fascinación y mi pasión por la Historia me llevaron a leer las biografías de los dos grandes contendientes en esta historia: la de Eduardo I escrita por Marc Morris y la de William Wallace escrita por Chris Brown. No es que me pueda considerar un gran experto en la materia, pero creo que sí puedo aportar algún conocimiento histórico. 

Hoy, después de muchos años, me he decidido a volver a ver Braveheart. Y desde el minuto uno me he indignado con su falta de rigurosidad histórica; así que he decidido relatar todas y cada una de las irregularidades históricas de la película.

1.- Escocia 1280: la película empieza narrando que en 1280 Escocia se había quedado sin rey ni heredero y que el inglés Eduardo I había decidido apoderarse del trono escocés, asesinando a nobles del país lo que había ocasionado una gran impresión en el niño William Wallace; este era el motivo de su odio por los ingleses que le llevó a liderar la oposición contra ellos. Todas estas afirmaciones son falsas. El rey de Escocia Alejandro III falleció en 1286, no en 1280, y tenía una heredera, Margaret de Noruega, que falleció en 1290. A partir de ahí se inició un proceso para la elección de un nuevo rey. En este proceso intervino como árbitro el rey inglés Eduardo I, y como resultado del mismo fue elegido rey de Escocia John Balliol. No fue hasta 1296, cuando Eduardo I exigió tropas y obediencia al rey John de Escocia y éste se opuso, que se puso de manifiesto el deseo del rey de Inglaterra de dominar Escocia. La pretensión de la película de que en 1280 Eduardo I invadió Escocia y asesinó a sus nobles no tiene el más mínimo sentido desde el punto de vista histórico.

2.- La presencia de Isabel de Francia en Escocia: aquí tengo que reconocer algo de razón a la película cuando insinúa que el hijo de Eduardo I, el futuro Eduardo II de Inglaterra era homosexual y tenía una relación con un hombre llamado Piers Galveston. Que conste que no es un crítica, sino la constatación de un hecho. Pero es imposible que la mujer del futuro Eduardo II, Isabel de Francia, se viese implicada en las campañas del ejército inglés en Escocia. Y desde luego, parece fuera de la más fértil imaginación (salvo la de Mel Gibson) plantear que pudiera tener una relación amorosa con William Wallace. Más que nada porque las campañas de William Wallace tuvieron lugar en los años 1297 y 1298 y su detención y ejecución se produjo en 1305; Isabel de Francia no llegó a Inglaterra tras contraer matrimonio con Eduardo de Inglaterra en 1308.

3.-.- El odio de William Wallace por los ingleses: le película pretende que la muerte a manos de los ingleses del padre de William en 1280 fue el origen de su odio hacia ellos. Ya ha quedado comentado que los ingleses no invadieron Escocia hasta 1296. Y es en ese momento cuando existe la primera evidencia histórica sobre William Wallace: dirige un grupo que asesina al sheriff designado por los ingleses en el condado de Lannark. No está claro el motivo que le lleva a hacerlo; parece claro que es en respuesta a la muerte de un familiar, su padre o su amante. Wallace se esconde en los bosques de Selkirk donde cada día se le unen más escoceses descontentos con la dominación inglesa. 

4.- El papel de Robert Bruce: reconozco que es un personaje que no es fácil de calificar. De entrada hay que aclarar que en el proceso que en 1292 llevó a designar rey de Escocia a John Balliol, el contendiente Robert Bruce no era el protagonista de la película, sino su abuelo. Cuando éste fallece y su hijo se desentiende de Escocia y se instala en Inglaterra, entra en escena el Robert Bruce que tiene un papel en la película. Insisto que su papel en la Historia no es fácil de calificar, pero no es el que se le adjudica en Braveheart. En diversas ocasiones se alineó con los ingleses, pero ni traicionó a Willam Wallace en la batalla de Falkirik ni tuvo nada que ver con la captura que concluyó con la ejecución de Wallace; y terminó logrando la independencia de Escocia.

5.- El conflicto legal:  es cierto que se produjo un conflicto legal entre las sentencias dictadas por John Balliol y la posibilidad de las autoridades inglesas de revocar dicha sentencias. Pero se trató de una cuestión sobre lindes que planteó un terrateniente de Berwick; no desde luego como sugiere la película del ejercicio del derecho de pernada de un señor inglés sobre una novia escocesa.

Publicado 31 January 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 27 Sep 2016, 21:35

Inglaterra 1330: Eduardo III y el asalto al castillo de Nottingham.


Castillo de Nottingham (foto: archivo del autor).

El castillo de Nottingham es muy conocido por los relatos relacionados con Robin Hood y el sheriff de Nottingham. Estos relatos no dejan de ser una interesante historia de ficción. 

Sin embargo, en el castillo de Nottingham, dos siglos después de la leyenda de Robin Hood, tuvo lugar una historia real que es digna de las aventuras del legendario arquero; incluso es comparable a alguna de las historias narradas en Juego de Tronos.

En 1327 reinaba en Inglaterra Eduardo II, un rey débil que había puesto el gobierno en manos de sus favoritos Piers Galveston y Hugh Despenser. La esposa de Eduardo II, Isabel de Francia, y el amante de esta Roger Mortimer encabezan una rebelión contra él.

Consiguen que sea depuesto y que en su lugar se corone al hijo de Isabel, el adolescente Eduardo III. Eduardo II muere en extrañas circunstancias y Mortimer va acumulando tierras y poder a costa del nuevo monarca y de la nobleza a la que elimina sistemáticamente.

Pero Eduardo III va creciendo y demuestra ser un digno descendiente de su abuelo Longshanks (el malo de Braveheart). En 1330 se juntan dos circunstancias. Varios amigos de Eduardo III son citados a declarar en Nottingham al sospecharse que podrían planear un complot contra Mortimer y se propaga el rumor de que la reina Isabel podría estar embarazada de su amante, lo que supondría una amenaza contra los derechos hereditarios de Eduardo III.

El rey decide pasar a la acción. Mortimer se cree a salvo de cualquier ataque atrincherado y fuertemente defendido en el castillo de Nottingham. Pero no cuenta con el vigilante del castillo, William Elam, aliado de Eduardo III y gran conocedor de los túneles de la fortaleza.

Elam desvela a un grupo de nobles de la confianza del rey, liderados por William Montagu la existencia de un túnel secreto que conduce desde el exterior del castillo hasta las estancias privadas de la reina.

El propio Elam se encarga de mantener abierto el acceso desde el túnel y el grupo liderado por Montagu detiene a Mortimer. Fue juzgado por el Parlamento, encontrado culpable de traición, de asesinar a Eduardo II y ejecutado.

Así comenzó el reinado del que probablemente fue el mejor rey de la dinastía Plantagenet... pero esa es otra historia.

Publicado 6 February 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:24

Irlanda 1487: un hombre es coronado rey de Inglaterra mientras otro reina en Londres. ¿legítimo heredero o impostor?


Enrique VII reinaba en Inglaterra desde 1485 cuando otro hombre fue coronado rey del país en Dublín en 1487.

Que un rey de Inglaterra fuera coronado en Dublín y no en Londres es extraño; que lo fuera cuando ya existía un monarca de Inglaterra coronado y reinando en Londres lo es todavía más. Sin embargo, por raro que parezca, este hecho se produjo en Irlanda en 1487. Su protagonista es conocido como The Dublin King, y las especulaciones sobre si era un impostor o el legítimo heredero de la corona inglesa han llegado hasta hoy.

Situémonos; los habituales del blog están familiarizados con el conflicto dinástico conocido con el nombre de Guerra de las Rosas que enfrentó por el trono inglés a las casas de York y Lancaster. La rama de los York, tras la muerte de Ricardo Plantagenet, estaba representada por sus hijos Eduardo, Jorge y Ricardo. La de Lancaster por el rey Enrique VI. En un momento dado del conflicto, un miembro de la casa de los York, Jorge duque de Clarence, se pasa al bando de los Lancaster debido a supuestos agravios recibidos de su hermano Eduardo. En compensación, en 1470 Enrique VI nombra a Jorge su heredero en el caso de fallecimiento de su propio hijo.

Entre 1470 y 1485 fallecen Enrique VI, su hijo y heredero Eduardo de la casa Lancaster y Jorge duque de Clarence. Ello convierte al hijo de este último, de nombre Eduardo, en heredero de los derechos al trono de los Lancaster. La cuestión parece carecer de importancia, porque por entonces gobierna en Inglaterra la casa de York, a través de los dos hermanos de Jorge duque de Clarence; primero Eduardo IV y, a su muerte en 1483, Ricardo III.

Sin embargo, en 1485 se produce una rebelión contra Ricardo III liderada por Enrique Tudor, que pretende esgrimir su derecho al trono a través de su madre, Margaret Beaufort, miembro de la casa Lancaster. Enrique invade Inglaterra desde Francia, derrota a Ricardo III en la batalla de Bosworth en la que este muere y se corona rey de Inglaterra con el nombre de Enrique VII.

El nuevo rey es consciente de que sus derechos dinásticos son más que discutibles y para consolidarlos se casa con la hija de Eduardo IV de York, Isabel. Pero sabe que hay alguien que tiene más derechos al trono que él, tanto desde la perspectiva de la casa de York como de la casa de Lancaster. Se trata del hijo de Jorge de Clarence, Eduardo, investido con el poderoso título de conde de Warwick. Eduardo sería legítimo heredero de la casa de York como descendiente del hermano de los reyes Eduardo IV y Ricardo III y también de la casa de Lancaster, al haber sido su padre designado heredero por Enrique VI en caso de fallecimiento de su hijo.

Enrique VII, consciente de la amenaza, ordena que el conde de Warwick comparezca en Londres, donde es confinado en la Torre hasta su ejecución por traición en 1499. Y aquí empieza la leyenda.: el 24 de mayo de 1487, un hombre que dice ser el verdadero hijo de Jorge de Clarence, apoyado por numerosos partidarios de la casa de York liderados por el conde de Lincoln es coronado rey de Inglaterra en Dublín. La propaganda de los Tudor desmiente desde el principio que ese personaje sea el hijo del duque de Clarence y señala que se trata de un impostor llamado Lambert Simnel.

El supuesto Eduardo VI invade Inglaterra el año siguiente pero es derrotado en la batalla de Stoke. Las versiones sobre su suerte difieren; según algunos murió en la batalla, según otros fue hecho prisionero y acabó sus días trabajando en las cocinas del palacio de Enrique VII.

Solo la localización de los restos del conde de Warwick ejecutado en la Torre de Londres en 1499 y el análisis del ADN de los mismos contribuiría a dar luz definitiva al enigma del hombre conocido como The Dublin King.


Fuente: History extra. http://www.historyextra.com/feature/tudors/lambert-simnel-richard-iii’s-heir-who-had-stronger-claim-throne-henry-vii

Publicado 23
 February 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:28

Ganar una batalla sin que tus ejércitos participen en ella: Enrique VIII y la batalla de Pavía.


Richard de la Pole, fallecido en la batalla de Pavía.

Parece complicado que un rey y un país salgan vencedores de una batalla en la que ni el monarca en cuestión ni sus tropas participaron. Sin embargo, esta circunstancia se produjo el 24 de febrero de 1525 en la localidad italiana de Pavía.

En esa fecha, la guerra por el Milanesado entre el emperador Carlos V y el rey de Francia Francisco I alcanzó su momento álgido y las tropas de ambos monarcas se enfrentaron, resultando victorioso el conocido como Carlos I de España y V de Alemania.

No es objeto de esta entrada analizar las circunstancias que llevaron a este enfrentamiento ni las consecuencia de la batalla de Pavía, sino explicar por qué un rey que no participó en la misma ni tuvo que involucrar en ella a sus ejércitos obtuvo un gran beneficio del resultado de lo ocurrido en Pavía: me refiero a Enrique VIII de Inglaterra.

Francia e Inglaterra habían estado en guerra durante más de cien años en los siglos XIV y XV. Las relaciones entre ambos reinos no habían mejorado cuando Enrique contrajo matrimonio con Catalina de Aragón, hermana de Carlos I, cuyas posesiones en Alemania y España suponían una clara amenaza en forma de pinza para el rey francés. 

Los reyes de Francia e Inglaterra trataron de acercar posiciones en 1520, en un encuentro conocido como “El Campo del Paño de Oro”. Pero la desconfianza entre unos y otros era manifiesta.

Volviendo a la batalla de Pavía y al triunfo que la misma supuso para Enrique VIII sin necesidad de participar en ella, debemos centrarnos en dos cuestiones, una de ellas muy conocida y otra, quizás la más relevante desde el punto de vista inglés, mucho menos.

En primer lugar, el gran adversario de Enrique VIII, Francisco I de Francia, fue hecho prisionero por las tropas del emperador Carlos I. Fue trasladado a Madrid, donde permaneció como prisionero hasta 1526, cesando así su creciente amenaza para el rey inglés.

Pero lo que quizás fue más importante para Enrique VIII es que en la batalla de Pavía murió un hombre llamado Richard de la Pole, que luchaba en apoyo de los franceses. Richard era nieto de Richard Plantagenet, duque de York y sobrino de los reyes ingleses de la casa de York Eduardo IV y Ricardo III. Durante años había permanecido exiliado fuera de Inglaterra buscando apoyos para su pretensión de aspirar al trono de Inglaterra contra Enrique VIII, supuesto heredero de la causa de la casa de Lancaster contra los York en el conflicto conocido como la Guerra de las Rosas. 

En definitiva, Enrique VIII, sin participar en la batalla de Pavía vio como en la misma el rey de Francia con el que se encontraba en abierto conflicto se vio preso en Madrid durante un año y como un aspirante a su corona fallecía. En términos deportivos actuales se diría que Enrique VIII triunfó en Pavía sin bajarse del autobús.

Publicado 3 March 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:30

El día en que en Inglaterra se prohibió la Navidad


Oliver Cromwell, Lord Protector de Inglaterra, Escocia e Irlanda

Una de las tendencias religiosas que más fuerza cobró en Gran Bretaña después del cisma religioso que llevó al nacimiento de la iglesia anglicana, fue el grupo conocido como los puritanos. Especialmente críticos con los excesos de la iglesia católica, los puritanos eran partidarios de un modo de practicar la religión centrado en el ascetismo y alejado de cualquier lujo.

A mediados del siglo XVII los puritanos fueron ganando posiciones en un Parlamento británico cada vez más enfrentado con el rey Carlos I Estuardo, en un proceso que acabaría con la ejecución del monarca en 1649. Pero a los efectos que nos ocupan, el predominio de los puritanos en el Parlamento derivó en una legislación cada vez más anticatólica y que se centró especialmente en prohibir las celebraciones propias de la Navidad, que consideraban excesivamente festivas e impropias de sus creencias religiosas.

El 19 de diciembre de 1643, el Parlamento aprobó una ordenanza en la que se recomendaba a los ciudadanos que durante el período navideño "se comportasen con la más solemne humildad, recordando de ese modo nuestros pecados y los de nuestros antepasados, que con la excusa de recordar la memoria de Cristo habían transformado estas fiestas en un absoluto olvido de Nuestro Señor, dando libertad a los excesos carnales y sensuales”. 

En 1644, esta ordenanza no fue únicamente confirmada, sino que las festividades de Navidad, Pascua y Pentecostés fueron declaradas ilegales. Esta prohibición permaneció en vigor hasta la restauración de la monarquía en 1660 en la persona del hijo del ejecutado Carlos I, Carlos II.

Mucho se ha escrito sobre la responsabilidad de Oliver Cromwell en estas medidas contra la Navidad; debe aclararse que el protectorado de Cromwell comenzó en 1653 y se extendió hasta su muerte en 1658, cuando se dio la paradoja que su hijo Richard heredó el cargo de Protector del reino.

 Lo cierto es que las medidas contra la celebración de la Navidad empezaron antes de que Cromwell accediera al poder, pero su influencia en el Parlamento ya era grande en aquellos años y desde luego apoyó estas medidas durante sus años como Protector del reino.

Al igual que la imposición de la religión anglicana no fue aceptada pacíficamente; tenemos que aclarar que en 1643 y 1644 Inglaterra se hallaba dividida por la guerra civil que enfrentaba a las fuerzas parlamentarias dirigidas por Cromwell y las realistas leales a Carlos I. Desde luego, los territorios realistas se negaron a cumplir las ordenanzas del Parlamento que prohibían la celebración de la Navidad. 

Pero incluso en territorios tan leales al Parlamento como Londres se produjeron motines contra estas ordenanzas; ya en 1643, cuando comerciantes puritanos decidieron abrir sus comercios el 25 de diciembre para demostrar que se trataba de un día más, sus tiendas fueron atacadas por grupos de furibundos ciudadanos que consideraron esta medida un ultraje.

Durante los años siguientes, las revueltas contra las disposiciones del Parlamento continuaron, lo que provocó que la causa realista ganara muchos adeptos que probablemente no hubiera obtenido de otra forma. Los peores disturbios llegaron en 1647, cuando en ciudades como Londres, Ipswich, Norwich y especialmente Canterbury, sus ciudadanos desobedecieron las ordenanzas celebrando abiertamente la Navidad y atacando las tiendas que habían abierto sus puertas el 25 de diciembre. 

La derrota de las fuerzas realistas de Carlos I y su ejecución en 1649 con la consiguiente imposición del ejército del Parlamento contribuyó a poner fin a la demostración pública de la celebración de la Navidad, hasta que en 1660 la restauración monárquica puso fin a la legislación contra la misma.

Publicado 16th March 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:36

El asesinato de Caballo Loco




Fort Robinson, lugar donde falleció Caballo Loco
Fort Robinson (Nebraska), 5 de septiembre de 1877. Un orgulloso caudillo de los sioux oglala se acerca a las puertas del fuerte. Su nombre es Caballo Loco. Es uno de los tres más importantes jefes de los sioux, junto a Toro Sentado y Nube Roja. Participó en la más grandiosa victoria de los indios sobre el ejército de los Estados Unidos, la batalla de Little Big Horn, donde el general Custer y todas las tropas del Séptimo de Caballería perecieron ante la carga de los indios. Esta batalla tuvo lugar el 25 de junio de 1876.

Caballo Loco puede presumir de dos cosas: es el más joven de los tres grandes caudillos sioux y nunca ha sido derrotado en el campo de batalla. Sin embargo el invierno de 1876-1877 es uno de los más duros de los últimos años. Toro Sentado y Nube Roja, conocedores del imbatible poderío del hombre blanco aceptan establecerse en las reservas que este ha dispuesto para los pieles rojas. Caballo Loco se niega a hacerlo. 

Los súbditos de Caballo Loco se ven sometidos al asedio de las tropas de la Unión, ansiosas de venganza tras la vergonzosa derrota en Little Big Horn; finalmente las dramáticas condiciones climatológicas de su tribu llevan al orgulloso Caballo Loco a aceptar que su diezmada y hambrienta tribu se instale en una de las reservas que el gobierno de Estados Unidos ha establecido para los nativos, para evitar que mueran de hambre.

Durante el verano de 1877, los miembros de las tribus sioux oglala fueron trasladados a las reservas de Pine Ridge.

El 5 de septiembre de 1877 Caballo Loco fue arrestado a las puertas de Fort Robinson por un grupo de soldados entre los que se encontraban algunos miembros de su tribu que habían aceptado trabajar para el Ejército. Entre ellos se encontraba un viejo enemigo suyo, Pequeño Gran Hombre, quien preparó una emboscada que acabó con la muerte del orgulloso gran jefe. Así murió uno de los grandes protagonistas de las guerras indias, a manos de miembros de su propia tribu.

Publicado 25th March 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:38

Belisario, el último general romano.
El conde Belisario


Si el último emperador romano, Rómulo Augústulo, terminó su reinado en el año 476 puede resultar sorprendente que el que probablemente fue el mejor general del Imperio de Roma junto con Julio César naciese alrededor del año 500. Para entender este hecho tenemos que situarnos en el año 395, cuando a la muerte del emperador Teodosio el Imperio romano quedó dividido entre la parte occidental que seguía teniendo su cabeza en Roma, y la parte oriental tenía su sede en Constantinopla (hoy Estambul).

Las invasiones de las tribus procedentes de Germania terminaron con la invasión de Roma por parte de las tropas de Odoacro, que conquistó la ciudad y depuso al último emperador en 476. Sin embargo, el Imperio romano de Oriente perviviría casi mil años más, hasta 1453.

Dos de las figuras más prominentes del Imperio Oriental estaban destinadas a coincidir en el tiempo y a chocar entre ellas: una fue el emperador Justiniano, personaje clave especialmente en la compilación de normas jurídicas del Imperio. La otra, protagonista de esta entrada, fue el Conde Belisario, uno de los genios militares más destacados de la Historia, injustamente olvidado. 

Belisario se distinguió inicialmente en las luchas que los soldados de Constantinopla mantuvieron contra los persas que trataban de acabar con el Imperio romano de Oriente. Belisario combinó las tácticas y disciplina históricas que habían dado a Roma tantos éxitos con la creación de una fuerza de élite, los bucellarii.

Justiniano designó a Belisario como comandante de sus tropas que derrotaron a los persas en inferioridad de número en la batalla de Daras en 530 y lograron contener al ejército persa hasta que ambos imperios firmaron la paz en el año 532. Ello permitió a Justiniano olvidarse de sus fronteras orientales y centrarse en su gran proyecto: recuperar los territorios perdidos tras la caída del Imperio romano de Occidente. Para ello contaba con su más valioso general, Belisario, aunque los éxitos de este en batalla comenzaron a crear celos en el ambicioso emperador.

Su primer éxito se produjo al reconquistar para el Imperio las posesiones del Norte de África (entre ellas la antigua Cartago) derrotando, en inferioridad numérica, a los vándalos que las habían ocupado. Como resultado de ello, Belisario fue recibido en Constantinopla con la vieja tradición romana del triunfo.

El siguiente objetivo de la reconquista de las posesiones romanas que acometió Belisario fue Italia. Sus fuerzas tomaron Sicilia y desembarcaron en la Península Itálica en 536. En diciembre de ese mismo año el ejército de Belisario consiguió un hito histórico y recuperó la ciudad de Roma, disponiéndose a defenderle frente al contraataque de los ostrogodos, nuevamente en condiciones adversas. Una vez más el genio militar de Belisario fue puesto a prueba con éxito.

Roma soportó meses de asedio de los ostrogodos, pero finalmente la llegada de refuerzos bizantinos permitió a Belisario no solo levantar el asedio sino dirigirse al norte a conquistar la capital ostrogoda, situada en Rávena. Cuando los ostrogodos rindieron la ciudad, Belisario cometió el error de aceptar que sería nombrado rey de Italia, pero solo en el caso de fallecimiento del emperador Justiniano, que sería el nuevo rey. La desconfianza del emperador y la envidia de este por los logros militares del general serían su perdición.

A partir de ese momento, la vida de Belisario y su relación con Justiniano se convirtió en un continuo tira y afloja: el emperador no podía permitirse prescindir de su más valioso general, pero era reacio a otorgarle las tropas necesarias por temor a que Belisario las utilizara para derrocarle. Belisario ganó y perdió diversas batallas en Persia y en Italia, pero nunca traicionó a Justiniano, a pesar de llegar a ser juzgado y condenado por traidor en 563. Incluso se especula que Justiniano llegó a cegar a su más brillante general, pero finalmente lo puso en libertad antes de su fallecimiento en 565.

Si quieres conocer en detalle la fascinante historia de Belisario, te recomiendo el libro del autor de Yo Claudio, Robert Graves, titulado El Conde Belisario.


Publicado 2 April 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 28 Sep 2016, 02:44

Butch Cassidy & The Sundance Kid. ¿Dos hombres y un destino?

Robert Redford y Paul Newman como The Sundance Kid y Butch Cassidy, respectivamente


En 1866, nace en Beaver (Utah) Robert LeRoy Parker.Seguramente su nombre resultará completamente desconocido, pero igual si suena el apodo con el que fue conocido: Butch Cassidy.

La banda de forajidos de la que formó parte junto con The Sundance Kid fue una de las más famosas de la violenta y turbulenta historia del Oeste de Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XIX. De joven, Robert trabajó en una carnicería (butchery) de Wyoming, en la que coincidió con un amigo llamado Mike Cassidy(de ahí viene su apodo ).

Tras varios trabajos como vaquero y algún incidente con la justicia por la venta de caballos robados, Butch se unió en 1887 a la banda de los hermanos McCarty con los que se empezó a entrenar en la que sería su gran especialidad: el atraco de trenes y bancos. Con las ganancias obtenidas Butch compró un rancho en Wyoming que se convertiría en refugio para él y sus compinches después de sus actividades delictivas. Ello no evitó que en 1894 fuese detenido y condenado a dos años de cárcel en la prisión estatal de Laramie por robo de caballos y extorsión. Solo cumplió dieciocho meses de pena al llegar a un acuerdo con el gobernador del estado en el que se comprometía a no volver a delinquir en Wyoming. 

Una vez libre, Butch formó una banda de forajidos conocida como The Wild Bunch (grupo salvaje) de la que formó parte entre otros Harry Alonzo Longabaugh, conocido con el sobrenombre de The Sundance Kid. La banda pronto se hizo famosa por sus ataques a bancos, trenes y a las personas que transportaban las nóminas de las compañías mineras. Aunque Butch era en persona contrario a la violencia física, varios miembros de su banda sí se vieron envueltos en incidentes sangrientos con representantes de la ley, algunos de los cuales fueron asesinados; también varios miembros de la banda fallecieron en tiroteos con las autoridades.

Los principales afectados por las actividades de la banda (compañías mineras, ferrocarriles y bancos) organizaron una partida para capturar a los dos líderes de la banda. Esa partida, dirigida por el detective de la agencia Pinkerton Charles Siringo estrechó el cerco sobre la banda, matando a varios de sus componentes. 

Tras una estancia en Nueva York en la que les acompañó la pareja de Sundance, Ethel Place, nuestros dos protagonistas decidieron que su permanencia en Estados Unidos se había vuelto demasiado peligrosa y pusieron pies en polvorosa hacia Sudamérica en 1901. En los años siguientes existen diferentes registros de atracos a bancos y trenes llevados a cabo por unos bandidos yanquis en Argentina y Chile. Sundance regresó temporalmente a su país para acompañar a su pareja Ethel, que decidió volver a Estados Unidos harta de la vida que llevaban. Luego volvió junto a su compañero de fatigas.

Butch y Sundance acabaron en 1908 en Bolivia, donde robaron la nómina de una compañía minera. Fueron perseguidos y acorralados por la policía y el ejército en una pequeña casucha de un pueblo boliviano. Los que hayan visto la película Dos hombres y un destino recordarán sin duda la impactante escena final con Newman y Redford afrontando una balacera. 

En realidad los hechos no fueron así. Según la versión oficial, la partida que acorraló a la pareja era mucho menor y estaba compuesta en su mayoría por policías locales a los que acompañaban un par de soldados; de repente oyeron dos disparos dentro de la casa y cuando entraron se encontraron con los cadáveres de Butch y The Kid ambos con un tiro en la frente.

Posteriormente esta versión ha sido puesta en duda y hay quien afirma que tanto Butch Cassidy como The Sundance Kid regresaron sanos y salvos a Estados Unidos y vivieron tranquilamente allí con nuevas identidades hasta su fallecimiento por muerte natural.

Quien quiera conocer más en detalle esta y otras fascinantes historias sobre el Oeste no puede dejar de leer el libro de Gregorio Doval Breve Historia del Salvaje Oeste:pistoleros y forajidos, que me ha servido de fuente para esta entrada.


Publicado 13 April 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 02 Mayo 2017, 13:51

¿De dónde viene la expresión «negar el pan y la sal»?


Seguramente todos hemos escuchado alguna vez a alguien decir que una persona «le ha negado el pan y la sal» a otra, lo que viene a significar un desprecio absoluto de la primera persona hacia la segunda. 

Para conocer el origen de esta expresión tenemos que remontarnos a la antigua Roma. Entre los romanos si había una costumbre sagrada era la del ofrecimiento de hospitalidad a aquellos que visitaban su casa.

Y como muestra ritual de dicha hospitalidad lo que se hacía era ofrecer al visitante un trozo de pan y un pellizco de sal. Es decir, que cuando un romano recibía a otro, como demostración de su hospitalidad le ofrecía «el pan y la sal».

Por eso, no podía existir mayor muestra de desprecio entre los romanos que no ofrecer a otro la hospitalidad, es decir «negarle el pan y la sal».

Publicado 29 April 2015 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Mar 02 Mayo 2017, 15:03



Katherine Hepburn y Peter O´Toole como Leonor de Aquitania y Enrique II de Inglaterra en “El león en invierno”.

¿Qué tienen en común Saladino, Tomás Beckett, Juana de Arco y William Wallace? Todos ellos se enfrentaron de una u otra manera a monarcas de la dinastía de los Plantagenet, que ocupó el trono inglés durante más de trescientos años (de 1154 a 1485).

A ella pertenecieron monarcas que han sido objeto de atención de manera repetida tanto por la literatura como por el cine y la televisión. Formaron parte de esta dinastía reyes tan famosos como Enrique II y su esposa Leonor de Aquitania, Ricardo Corazón de León, Juan Sin Tierra, Eduardo I que hizo grabar en su ataúd la leyenda “martillo de los escoceses” (El “malo” de Braveheart) o los protagonistas de las obras de Shakespeare Enrique V y Ricardo III.

Los Plantagenet lucharon en todos los campos de batalla del mundo conocido, desde las Cruzadas hasta la guerra civil por el trono de Castilla entre Pedro I y Enrique de Trastámara, o desde la Guerra de los Cien Años a la Guerra de las Rosas. Efectivamente, como decíamos, los Plantagenet fueron una dinastía de película.

Para narrar cómo llegaron a ocupar el trono de Inglaterra tenemos que situarnos en el año 1135, en el que fallece el rey inglés Enrique I. Su único hijo varón había fallecido años antes en un naufragio y Enrique había hecho nombrar heredera al trono a su otra hija, la emperatriz Matilda (así llamada por su primer matrimonio con el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Enrique V, quien había fallecido años antes de los acontecimientos que narramos). Sin embargo, un poderoso grupo de nobles ingleses, liderados por Esteban (sobrino del rey fallecido) se rebela contra Matilda. Se suceden años de guerra civil entre Esteban y Matilda. Finalmente, ambos contendientes llegan a un acuerdo: Matilda renuncia al trono y permite que sea Esteban quien lo ocupe; a cambio de ello, Esteban designa como heredero al hijo de Matilda, Enrique, que ceñirá la corona al fallecimiento de Esteban.

Enrique es fruto del segundo matrimonio de Matilda con Godofredo de Anjou. Se dice que Godofredo acostumbraba a llevar en sus sombrero una planta que en latín se conoce como planta genesta; de ahí el nombre de la dinastía, también conocida como angevina por su lugar de procedencia.

En 1154 fallece Esteban y Enrique II accede al trono inglés; le acompaña su mujer, uno de los personajes más extraordinarios de la Edad Media, Leonor de Aquitania. La historia de Leonor podría llenar varias entradas, pero a nuestros efectos baste decir que había casado en primeras nupcias con el rey de Francia Luis VII, matrimonio que fue un fracaso (entre otras causas el rey se quejaba de que Leonor no le daba heredero varón) y su unión fue declarada nula.

Grande fue la sorpresa de todo el mundo (sobre todo la del monarca francés) cuando poco después Leonor se comprometía con Enrique de Anjou, a quien dio ocho vástagos, cinco de ellos varones. Sumadas las posesiones de Leonor en Aquitania a las de Enrique en Anjou y Normandía, la pareja tenía en el continente tantas tierras como el propio rey de Francia, y ello sin contar con el derecho de Enrique al trono de Inglaterra.

El reinado de Enrique II está marcado por dos grandes conflictos. El primero de ellos, de carácter familiar, enfrentó a Enrique con su mujer y sus levantiscos hijos. El segundo, de carácter político, le enfrentó a la Iglesia personalizada en la figura del arzobispo de Canterbury, Tomás Beckett.

Respecto del primero de estos conflictos, la fuerte personalidad tanto del padre como de los hijos (y de su madre que los apoyaba) ocasionó continuas disputas y escaramuzas entre Enrique II y sus cinco hijos varones nacidos del matrimonio con Leonor (Guillermo, Enrique, Godofredo, Ricardo y Juan). Leonor se puso del lado de sus vástagos, lo que ocasionó que Enrique la encarcelara y la mantuviera cautiva durante más de quince años. La película “El león en invierno” narra con acierto estas trifulcas familiares.

El segundo de los grandes caballos de batalla del reinado de Enrique II estaba relacionado con los límites de poder entre la Iglesia y el Estado. Para tratar de dominar la situación, Enrique coloca en el puesto clave de arzobispo de Canterbury a un viejo amigo suyo, Tomás Beckett, al que cree poder controlar. Sin embargo, una vez en su cargo, Tomás se convierte en un ferviente defensor de la posición de la Iglesia y sus choques con el rey son cada vez más fuertes y más frecuentes. Tras uno de estos enfrentamientos, Enrique en un ataque de ira se queja de que entre todos sus caballeros, a los que ha cargado de riquezas, ninguno sea capaz de evitar que un clérigo de baja cuna se burle de él. Cuatro de sus barones se toman sus palabras al pie de la letra, cabalgan hasta Canterbury y asesinan a Tomás Beckett. Enrique lloró amargamente la muerte de su antiguo amigo e incluso peregrinó descalzo hasta su tumba. Beckett se convierte en un mártir de la Iglesia y pocos años después es elevado a la categoría de santo.

Enrique II fallece en 1189 y le suceden en el trono sus dos hijos que le sobrevivieron; primero Ricardo Corazón de León y luego Juan Sin Tierra. Contrariamente a la imagen popular transmitida por el cine y la literatura, Juan (el malvado oficial de la época) fue un monarca mucho más importante para la historia de Inglaterra que su popular y famoso hermano Ricardo Corazón de León, pero esa es otra historia.

Publicado 18 February 2016 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 10 Mayo 2017, 14:25

Little Big Horn, el canto de cisne de las guerras indias.



El 25 de junio de 1876 tuvo lugar la batalla de Little Big Horn, la más famosa de las llamadas “guerras indias”, entre el ejército de los Estados Unidos y las tribus indias habitantes ancestrales del país.

Antes de que Estados Unidos obtuviera su independencia los indios fueron utilizados por Francia y Gran Bretaña como aliados en sus luchas coloniales. De hecho, la costumbre de cortar las cabelleras de sus enemigos fallecidos procede de esta época; los franceses pagaban a los indios por los enemigos muertos y exigían que les presentaran las cabelleras como prueba.

En el siglo XIX, y a medida que el hombre blanco se fue extendiendo hacia el Oeste y el Sur del continente americano los conflictos con los nativos se fueron generalizando. Los blancos mataban indiscriminadamente a manadas de búfalos y cortaban bosques enteros de árboles para construir sus casas, poniendo así en riesgo el medio de vida que los indios venían desarrollando durante siglos.

La construcción de líneas de ferrocarril que atravesaban los tradiciones territorios de caza de los indios y, sobre todo, la invasión de los buscadores de oro que profanaron terrenos sagrados para los nativos como Las Colinas Negras fueron encendiendo el conflicto entre unos y otros.

Era una batalla perdida para los indios, por número y por tecnología y algunos de los jefes más significativos de los sioux como Toro Sentado y Nube Roja se empezaron a plantear aceptar a tratar con los estadounidenses el traslado de las tribus indias a las reservas. Caballo Loco, más joven e impulsivo, se negó en todo momento a plantearse la posibilidad.

El envío por parte de los estadounidenses de oficiales prepotentes y desconocedores de la situación fue complicando la relación entre unos y otros. El infausto coronel Chivington asesinó indiscriminadamente a casi doscientos pacíficos hombres mujeres y niños arapahoes y cheyenes en el poblado de Sand Creek, a pesar de que el jefe Caldera Negra había izado en su tienda una bandera blanca y otra de Estados Unidos.

En represalia, Nube Roja preparó una emboscada contra el coronel Fetterman y sus ochenta hombres; no sobrevivió ninguno.

Por ello, cuando otro prepotente e ignorante oficial estadounidense, el general Custer, inició una tarea de castigo contra los sioux se produjo una alianza de todas las tribus y Custer y todos sus hombres (salvo un pequeño contingente al mando del comandante Reno que fueron enviados en busca de refuerzos) fueron emboscados en Little Big Horn y murieron, según Hollywood “con las botas puestas”.

Fue el canto de cisne de las guerras indias; Nube Roja y Toro Sentado se instalaron en las reservas y este último terminó participando en el espectáculo organizado por Buffalo Bill. Caballo Loco fue asesinado un año después en Fort Robinson en una emboscada en la que participaron hombres de su propia tribu.

Hay un excepcional libro, escrito por Dee Brown y llamado “Enterrad mi corazón en Wounded Knee” que narra estas y muchas otras historias de la conflictiva relación entre los blancos y los pieles rojas.



Publicado 18 February 2016 por  Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 10 Mayo 2017, 14:29






José de Ribas, hijo de padre barcelonés y madre irlandesa nace en Nápoles en 1749. Su padre, diplomático, había sido enviado a las posesiones que la corona española poseía en Italia. José demostró desde joven gran pasión por la carrera militar, especialmente en la rama naval.

Ya enrolado en la marina, José conoce al ruso Olkesly Orlov, quien le convence para trasladarse a Rusia y entrar al servicio de la zarina Catalina “la Grande”. Lo que Ribas no sabía en el momento de aceptar esta propuesta,  aunque lo averiguó rápidamente es que el hermano de Orlov, Gregory, era uno de los amantes preferidos de la zarina Catalina.

El progreso de de Ribas dentro de la marina rusa no se debió sin embargo esencialmente a estas poderosas relaciones, sino a la demostración de sus cualidades como oficial de marina en los conflictos bélicos que Rusia mantenía por entonces, esencialmente con el Imperio Otomano.

De Ribas va progresando en las filas de la armada rusa y acaba prestando servicios como capitán para el principal caudillo de la marina rusa, el príncipe Potemkin; consigue varios éxitos en la guerra por el dominio de la península de Crimea, lo que le vale para ascender primero a brigadier y luego a general. En 1790 consigue la que se considera su mayor victoria militar, al tomar al mando de su flota la fortaleza turca de Ismail, considerada inexpugnable.

El ascendente de de Ribas sobre Catalina es muy grande en ese momento, y José convence a la zarina de que el dominio ruso en el futuro sobre la península de Crimea depende de la construcción de una ciudad sobre las ruinas de la antigua Jazhidbey, que Catalina decide bautizar con el nombre de Odesa, en memoria de una antigua colonia griega situada en las cercanías. De Ribas fue nombrado gobernador de la ciudad.

A la muerte de Catalina, su sucesor el zar Pablo I siguió contando con los servicios de de Ribas... como ministro de Montes. A partir de ahí la suerte de nuestro protagonista cambió... pero esa es otra historia.

Quien quiera conocer más a fondo la historia de José de Ribas puede leer la apreciable novela “el súbdito de la zarina” de Diego Merry del Val.


Publicado 18 February 2016 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Neloky el Miér 10 Mayo 2017, 14:37




Ruinas del edificio original del castillo de Sudeley (foto: archivo del autor)

Cuando después de atravesar el precioso pueblo de Winchombe y de caminar quinientos metros por un bonito camino en plena campiña inglesa, llegas a Sudeley Castle no puedes imaginar el desgraciado destino que durante años sufrieron los sucesivos propietarios del citado castillo.

Sudeley Castle fue construido en el siglo XV por Ralph Boteler, después de ser designado Tesorero Real en 1443. Sin embargo, la Inglaterra de mediados del siglo XV era un peligroso lugar donde vivir, sobre todo cuando estalló el conflicto dinástico conocido como Guerra de las Rosas. Ralph Boteler tuvo la mala suerte de elegir el bando equivocado, el de los Lancaster.

Aún así, cuando Eduardo de York se impuso en la guerra, Boteler corrió mejor suerte que muchos otros lancasterianos y su vida fue respetada. No obstante, fue obligado a ceder el castillo que tanto dinero y esfuerzos le había costado levantar al rey, quien se lo regaló a su principal apoyo durante la Guerra de las Rosas, su hermano el duque de Gloucester. Boteler se vio privado de su preciado castillo.

¿Y qué fue del nuevo propietario? Es posible que el título de duque de Gloucester no os resulte muy conocido; pero si os digo que a la muerte de Eduardo IV de York en 1483, este personaje subió al trono con el nombre de Ricardo III, seguro que el personaje resulta más familiar a los seguidores de este blog.


Busto de Ricardo III en Sudeley Castle (foto: archivo del autor)

Ricardo III ocupó Sudeley Castle y realizó en él diversas mejoras sobre el proyecto inicial de Boteler.

Sin embargo, el reinado de Ricardo III, envuelto en polémicas como la misteriosa desaparición de los hijos de su hermano Eduardo los príncipes de la Torre de Londres, estaba destinado a terminar abrupta y violentamente sólo dos años después cuando fue derrotado y muerto por el ejército de Enrique Tudor en la batalla de Bosworth el 22 de agosto de 1485.

Tras la muerte de Ricardo III, Sudeley Castle pasó a ser propiedad de los reyes de la dinastía Tudor; hasta que el hijo de Enrique VIII, Eduardo VI, se lo cedió a un curioso personaje.

Es bien conocido que Enrique VIII casó seis veces; la tercera de sus esposas fue Jane Seymour, de cuyo matrimonio nació Eduardo VI. Pues bien, Eduardo VI decidió ceder Sudeley Castle al hermano de su madre, Thomas Seymour.



La bonita capilla de St. Mary´s Church, en Sudeley, donde
se encuentra el sepulcro de Katherine Parr (foto: archivo del autor).

Para complicar más la situación, Thomas Seymour había contraído matrimonio con la sexta y última esposa de Enrique VIII, con la que se instaló en Sudeley Castle. El trágico destino de los nuevos ocupantes de Sudeley se narra en la entrada del blog dedicada a Katherine Parr. Como resumen, diré que Katherine falleció al dar a luz a una hija de su unión con Thomas, que esta hija falleció con sólo dos años y que Thomas fue ejecutado por traición poco después.

Pero la desgracia para los ocupantes de Sudeley Castle no termina aquí. La reina María Tudor cedió la propiedad del castillo a Sir John Brydges. La situación en Sudeley permaneció tranquila hasta que a mediados del siglo XVII estalló la guerra entre las fuerzas realistas de Carlos I Estuardo y las del Parlamento lideradas por Oliver Cromwell.

Sudeley resultó encontrarse en un lugar estratégico entre las fuerzas reales y las parlamentarias, y el descendiente de Sir John Brydges se inclinó por la causa real; nuevamente el propietario de Sudeley Castle se encontraba en el lado perdedor y al finalizar la guerra el Consejo de Guerra de Cromwell ordenó la voladura del castillo. El resultado se puede observar en la foto que encabeza la entrada.

En el siglo XIX se construyó un nuevo edificio en los terrenos de Sudeley Castle que actualmente pertenece a Lord y Lady Ashcombe y que alberga un museo en el que se pueden visitar estancias relacionadas con los diferentes propietarios de Sudeley Castle. Destaca una estancia en la que se encuentran reproducidas las figuras de Enrique VIII y sus seis esposas.
Fuente: Richard III´s legacy at Sudeley Castle and Gardens, by Nicky Weston (The Ricardian Bulletin; the magazine of the Richard III Society).


La bonita residencia de los titulares de Sudeley
Castle (foto: archivo del autor)


Enrique VIII y sus seis esposas (foto: archivo del autor)

Publicado 18 February 2016 por Daniel Fernández de Lis

_________________
 Mi personalidad es quien soy yo.... Mi actitud depende de quien seas tú.
avatar
Neloky
Admin

Mensajes : 108477
Fecha de inscripción : 22/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Historia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.